Artritis

12 de octubre del 2015

La artritis, en términos generales, es la inflamación e hinchazón del cartílago y membranas de las articulaciones, generalmente acompañada de un aumento de líquido en la articulación. La artritis tiene múltiples causas; de la misma forma que una irritación de garganta puede tener su origen en una variedad de enfermedades, la inflamación de las articulaciones y la artritis se asocian a diferentes dolencias.

Además de por herencia, los síntomas de artritis pueden aparecer de varias formas:

·         Por lesiones, notablemente en atletas y trabajadores industriales, especialmente si las lesiones han sido ignoradas (lo que suele ocurrir con lesiones en los pies).

·         Por infecciones bacteriales o virales que atacan las articulaciones. Los mismos organismos que están presentes en la neumonía, la gonorrea, infecciones de estafilococos o la enfermedad de Lyme causan la inflamación.

·         En conjunción con desórdenes intestinales como la colitis o la ileítis, que frecuentemente llevan a condiciones artríticas en las articulaciones de los tobillos y los dedos de los pies. Esas enfermedades inflamatorias del intestino parecen distantes de la artritis, pero tratarlas puede aliviar el dolor artrítico.

·         El uso de fármacos, tanto medicamentos como drogas ilegales, puede provocar artritis.

·         Como parte de un síndrome de enfermedad autoinmune congénita de origen indeterminado. Investigación reciente sugiere, por ejemplo, que un gen defectuoso puede tener un papel en la artritis ósea.